Los números están con Álvaro Morata. Las sensaciones están en camino, las está recuperando.

Morata: “El dolor era insoportable, me tenía que pinchar dos y tres veces al día”

“No me gustaría que los hijos que voy a tener vieran lo que hice en el Camp Nou”

Los consejos de Alice, la mujer de Morata: “¿Has visto lo que estás haciendo?”

El jugador del Chelsea inició la campaña de manera espectacular, pero una ilusión frenó en secó su progresión, dejándole dos meses sin posibilidad de rendir como sabe y ha demostrado. Por delante, el encontrar un hueco en la próxima Champions y la final de Copa con el Chelsea y el Mundial con la España de Lopetegui.

Morata ha jugado 9 partidos con el seleccionador actual, cinco de ellos en la fase de grupos de clasificación para la cita mundialista, pero antes coincidieron en la selección Sub 21, en la que se proclamaron campeones de Europa, siendo el Bota de Oro de la competición, algo que también logró con la Sub 19. 13 goles adornan su historial con la segunda de las selecciones. En la clasificación para el Mundial ha logrado un gol cada 42 minutos de juego.

En lo que va de temporada ha logrado 15 goles con el Chelsea, 11 de ellos en la Premier, 2 en la FA Cup y uno en Champions y Copa de la Liga, a cinco tantos de su mejor marca en la elite, los que logró con el Real Madrid durante la pasada campaña. El exmadridista fue el fichaje estrella del equipo londinense y si bien su inicio de temporada sirvió para ratificar el acierto de su contratación, los problemas físicos que ha sufrido, le han llevado a vivir momentos complicados, pérdida de la titularidad incluida. Puesto que en la actualidad es para el francés Giroud, fichado en invierno procedente del Arsenal.

Pese a ese paréntesis sufrido, la cotización de Morata no ha caído lo más mínimo. En los últimos días Juventus y Milan han sido relacionados con el futuro del punta, que por ahora sólo piensa en los tres retos que tiene por delante hasta el final de temporada, que no son otros que lograr la clasificación para la máxima competición continental, ganar la FA Cup y formar parte de los 23 jugadores de Lopetegui para el Mundial.

La lesión ha quedado olvidada por completo, sin dejar rastro alguno de secuela física. Ha recuperado la confianza y ahora tiene que volver a coger el pulso competitivo en un equipo que ha decepcionado por la imagen ofrecida ante el Barcelona en el Camp Nou y por lo pronto que se alejó de la lucha por una Premier League que el Manchester City ha conquistado sin apenas oposición desde el mes de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here