Cuando muchos fueron a Kazán para ver a Messi, la estrella que lo opacó fue el francés Kylian Mbappé jugando el partido de su vida y consagrándose como uno de los mejores jugadores del mundo.

No solo fueron los goles a Argentina lo que consagró a Mbappé en estos octavos de final de Rusia 2018. Fueron sus desmarques, sus gambetas y su velocidad con las que volvió loco a los defensas y lo catapultó como la figura indiscutible del partido.

El jóven de 19 años que jugó como si fuera todo un experimentado le demostró al mundo de qué está hecho eclipsando al mismísimo Lionel Messi, a quien se lo vió desaparecido del campo de juego.

Ahora Francia aguarda por el ganador del partido entre Portugal y Uruguay para saber a quién enfrentará en los cuartos de final, donde podremos ver más de Mbappé quien gracias a este partido se candidatea para ser uno de los mejores jugadores del Mundial.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here