Según la siempre polémica área de la estadística, Leo Messi es el rey absoluto de LaLiga. ¿En qué se basan para ello? En goles, asistencias y regates, tres facetas decisivas en el fútbol.

Los números son claros al respecto: nadie es más decisivo en el fútbol español que Leo que, a su vez, no encuentra rival en Europa en ninguno de los tres apartados que se tratan a continuación.

A la vez, nadie en las demás grandes ligas europeas es capaz de implantar una dictadura como la del ’10‘. De hecho, Italia, Inglaterra y Alemania tienen un líder diferente en cada faceta anteriormente citadas.

En la Premier, Salah logró ser el máximo goleador con 32 ‘chicharros’, mientras que las asistencias fueron cosa de De Bruyne (16). Hazard se conformó con ser el rey del regate, con un total de 4,9 intentos exitosos por partido.

La Bundesliga también repartió sus coronas. Lewandowski, con 29 dianas, se llevó la de ‘Pichichi’, mientras que el especialista en los pases decisivos fue Müller, con 13. Coman, del Bayern, se llevó el ‘trofeo’ al mejor regateador del torneo con 2,6 dribles logrados por encuentro.

En Italia tampoco vivieron bajo un único rey. La Lazio se adjudicó todas las ‘minicompeticiones’: el‘Cappocannioniere’, gracias a los 29 goles de Immobile: el de mayor asistente, con 14 pases finales de Luis Alberto, y la magia del ‘dribbling’, que fue a parar a Felipe Anderson (3,7 por choque).

Pero LaLiga, lejos del ‘tripartito’ reinante en el fútbol europeo, vivió una dictadura. La dictadura de Leo. Messi fue el máximo anotador (34 tantos), el que más pases de gol dio (13) y, además, el rey del regate, con 5,1.

No todo puede ser explicado con datos y estos, a su vez, pueden llegar a describir una parte interesada o incompleta de la realidad. Pero cuando eres el que más marcas, asistes y regateas, tienes mucho terreno ganado sobre un terreno de juego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here