Gerard Piqué, central de la selección española, y que anunció que se iba a retirar de la selección nacional una vez que termine el Mundial de Rusia, podría haber disputado su último partido en territorio español y se despidió con un empate ante Suiza. El central fue pitado en la mayoría de partidos durante la clasificación como local, pero en este partido La Cerámica cambió los pitos por aplausos.

Piqué, que terminó el partido como capitán, debido a las ausencias de Ramos, y a los cambios de Iniesta Silva, se llevó una atronadora ovación justo antes de que comenzara el encuentro, en el que los aficionados que estuvieron en el estadio La Cerámica corearon el nombre de Piqué en numerosas ocasiones.

Además, cada vez que tocaba el balón el defensa le aplaudían. Tras un camino duro, Piqué ha conseguido cambiar los pitos que le han acompañado durante toda la fase de clasificación a que la afición le apluada y coree su nombre.

Todavía está por ver si finalmente Gerard se retira de la selección, pero si en el caso que fuera así, lo haría con aplausos y como capitán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here