Denís Chéryshev entró a los 22 minutos por la lesión de su compañero Alán Dzagóyev y metió un golazo con una pisada adentro del área que dejó a toda la defensa de Arabia Saudita sin saber que hacer. 

La primer gran historia que nos trae el Mundial: Denís Chéryshev entró por la lesión de su compañero a los 22 minutos del primer tiempo y minutos después culminó la jugada del segundo gol de Rusia.

Con una pisada al nivel de los mejores delanteros del mundo dejó pintada a toda la defensa de Arabia Saudita que lo vió definir.

Mirá el video del gol: 

Fuerte y por arriba del arquero, hizo delirar a toda la hinchada local con un marcador que promete la primer victoria de un equipo en esta competición

Además, se convirtió en el primer suplente en la historia de los mundiales en marcar un gol en un partido inaugural. ¡Crack!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here