La Selección de Suiza comenzó el encuentro de forma abrupta recibiendo un gol en los primeros cinco minutos. Con el paso del partido, la misma logró ir acomodándose y llegó al empate.

Suiza no había empezado de buena manera el partido, ya que en apenas cinco minutos de encuentro, Aleksandar Mitrović había puesto en ventaja a Serbia. Con el paso del encuentro, el seleccionado que en el primer encuentro igualó en 1 ante Brasil se fue acomodando dentro del campo de juego.

Suiza no había empezado de buena manera el partido, ya que en apenas cinco minutos de encuentro, Aleksandar Mitrović había puesto en ventaja a Serbia. Con el paso del encuentro, el seleccionado que en el primer encuentro igualó en 1 ante Brasil se fue acomodando dentro del campo de juego.

A los 52′ luego de una serie de rebotes en los que la pelota era expulsada fuera del área de Serbia, Granit Xhaka vio su oportunidad y arremetió contra un balón que había quedado prácticamente detenido en el borde de la misma.

Con un violento remate en el que el arquero serbio apenas pudo intentar detener el disparo, el jugador de Suiza estampó la igualdad a poco menos de 40 minutos para el final del cotejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here